Palacio Barolo: la interesante historia del coloso

Esta joya edilicia encierra un pasado única y una impronta que marca el estilo y la inversión que se realizó entre las primeras dos décadas del Siglo XX. Este edificio es uno de los más emblemáticos de la Capital Federal

Historia, viajes y riqueza envuelven los orígenes del Palacio Barolo. Esta construcción, realizada entre 1919 y 1923 para el empresario italiano Luis Barolo como edificio de rentas y pasaje peatonal, fue una de las obras primas del arquitecto milanés Mario Palanti. Un detalle interesante es que Barolo no pudo ver la obra terminada ya que falleció seis meses antes de su inauguración.

La idea original tendría sus raíces en 1880, año en el que Luis Barolo, un poderoso productor agropecuario italiano, llegaría a Buenos Aires. Al experimentar un cálido recibimiento de parte de los ciudadanos porteños, el empresario decidiría retribuir el cariño de una forma original: encargándole al arquitecto italiano Mario Palanti una obra que le rendiera homenaje a Buenos Aires.

Una vez finalizado, el edificio se destacaría de gran manera al mantenerse durante varios años como el más alto del continente americano. A este hecho se les sumaban otras dos importantes características: sus, en ese momento, innovadores materiales de construcción, la «piedra líquida» (hormigón armado) y el ladrillo hueco.

Una curiosidad interesante del Palacio Barolo es la leyenda que lo vincula con una obra clásica de la literatura universal: la Divina Comedia de Dante Alighieri. Según el relato, el edificio habría sido construido para albergar las cenizas del excelso poeta italiano.

Por si lo anteriormente mencionado fuera poco, el Barolo tiene otro hecho curioso: posee una construcción «gemela» en Uruguay. La llamativa teoría afirma que el Palacio Salvio, cuyo arquitecto también es Mario Palanti, fue construido en 1928 con la intención de unir ambas edificaciones por medio de la luz de un faro, que en el Barolo se ubica en el piso 22 y en el caso del Salvo no hay certezas de que alguna vez haya existido.

Contra la teoría se pronuncia el historiador Eduardo Lazzari, quien afirma que ambas construcciones «comparten el arquitecto y el estilo decorativo ecléctico, pero son bastante diferentes, aunque es interesante imaginar poéticamente que ambos constituyen una suerte de columna de Hércules del Río de la Plata”.

Es posible visitar el Palacio Barolo los siguientes días:

Artículos Relacionados:

Misiones: LOS TOP FIVE de un destino lleno de magia

Misiones: LOS TOP FIVE de un destino lleno de magia

La provincia mesopotámica es visitada y disfrutada todos los años por millares de turistas de todo el mundo. En Argentina Fashion And Travel vamos a contarte cuáles son los 5 mejores lugares que tenés que recorrer  Coronada como una de las provincias más...

Córdoba suma un nuevo Parque Nacional a sus maravillas naturales

Córdoba suma un nuevo Parque Nacional a sus maravillas naturales

El pasado jueves 30 de junio el Senado convirtió en ley la creación del Parque Nacional Ansenuza.  Para tener una dimensión de su extensión, basta con decir que, en el área total del mismo, cabe 17 veces la superficie de Capital Federal, 12 Termas de Rio Hondo,...

Pin It on Pinterest

Share This

Compartir

¡Comparte esta publicación con tus amigos!